¿Baile de Calle o Baile de Salón?

    0
    2393

    En cuantas ocasiones te has encontrado en una conversación, donde alguien asegura que no le llama la atención tomar clases de salsa porque lo que te enseñan es a bailar de salón y prefieren bailar de calle. ¿A qué se refieren con baile de salón o baile de calle? ¿Existe diferencia entre ambos conceptos? Esta semana en Así es el Mambo, discutiremos sobre este tema.

    ¿Bailas de calle o de salón?

    La semana pasada hablamos sobre los diferentes estilos en la salsa actualmente y como la manera de bailar fue cambiando con el pasar de los años. Muchos de ustedes comentaban que preferían el estilo de la vieja escuela y esto nos trajo el tema obligado del baile: de salón o de calle. Para comenzar, trataremos de definir estos dos conceptos.

    Cuando se habla de baile de salón, comúnmente se piensa en la manera de bailar en tarima, exhibiciones o competencias, que a cada momento es más vistoso y complejo. Este tipo de baile se caracteriza por ciertos elemento comunes, fáciles de apreciar y que vemos como parte integral del baile. Se piensa en la vestimenta, postura, complejidad, rutinas coordinadas y actitud al bailar. La realidad es que todos son criterios básicos de baile de exhibición, como ya mencionamos.

    Cuando se habla del baile de calle, imaginamos gente bailando en alguna plaza pública o lugar abierto, al ritmo de música en vivo, disfrutando con su pareja. Sin ningún patrón de baile aparente, que no sea el que le dicta su corazón. No hay exigencias sobre postura, ni vestimenta y los pasos no tienen que ser complicados, tampoco las vueltas, mucho menos coordinados. Simplemente, gente de pueblo bailando al son de la salsa.

    Esta distinción pudo haber tenido razón en algún momento, pero ya esa diferencia se podría decir que no existe. Cada día es más común ver en cualquier lugar donde haya buena salsa, parejas bailando, llevando a cabo prácticamente lo mismo que hacen en las tarimas o que han visto y/o practicado, de videos de competencias o exhibiciones. En muchas ocasiones vemos grupos, bailando coreografías en conjunto, con elementos del baile de salón.

    Siempre he pensado que para mí es todo lo mismo, pues de la misma manera que bailo en un salón, también bailo en la calle. Pero entiendo de igual manera que cuando se menciona dicha diferencia, se refiere al contraste de bailar correctamente, aprendido en academias o escuelas de baile versus el baile aprendido como moda, en la calle, sin una estructura didáctica establecida.

    A continuación las características que nos proporcionaron algunos entrevistados sobre lo que entendían por un bailador de salón y uno de calle. Todos los entrevistados alegaron ser expertos en el tema. Ninguno pudo presentar credencial alguna sustentando sus alegatos. Díganos usted si nos faltó alguna característica de estos dos tipos de bailadores y dónde se ubica entre ellas.

    Un bailador de salón…

    1. Probablemente aprendió en una escuela o academia de baile.
    2. Ha participado de exhibiciones o competencias.
    3. Utiliza siempre zapatos de baile e indumentaria relacionada.
    4. Prefiere la música extremadamente rápida.
    5. Se cuida de guardar siempre la postura correcta.
    6. Baila selectivamente sus canciones.
    7. Prefiere bailar con compañeros con quienes ha practicado anteriormente.
    8. Baila para quienes lo estén mirando.
    9. Gusta de bailar en medio de la pista y prefiere que sea solo.
    10. Al bailar mantiene el conteo y la clave.
    11. Busca siempre lucir mejor que nadie (incluyendo a su pareja).
    12. Prefiere bailar en pista de madera (así puede girar mejor).

    Bailador de calle…

    1. Aprendió a bailar con sus primos y primas o mirando la gente.
    2. Cuando hay exhibiciones o competencias, aprovecha para ir al baño o tomarse algo.
    3. Su mejor calzado de baile son las tenis o zapatos con la suela más gastada que tenga.
    4. Su música preferida al bailar es aquella que no le permite mantenerse en su silla y puede ser lenta o rápida, después que sea sabrosa.
    5. “…Postura ¿qué es postura?…”
    6. A la hora de bailar, todas las canciones son buenas.
    7. Le encanta bailar y punto, sea acompañado o solo.
    8. Baila para si mismo y su pareja.
    9. Cualquier lugar es bueno para una bailaita.
    10. Utiliza la clave para mantener el ritmo, aunque no sepa cuál es el conteo.
    11. Entiende que la idea del baile es pasársela bien con su pareja y que si se lo gozan van a lucir bien ambos.
    12. La calle y la acera son su mejor pista.

    Como siempre, esperamos que nuestro escrito haya sido de su agrado. Recuerden que sus sugerencias serán muy bien recibidas para temas adiciones en nuestras columnas. Dios me los bendiga, hasta la próxima y ya saben, Así es el Mambo…

    Por: Pedro “Salsa” Rodríguez

    El autor de este artículo es maestro de Educación Física, instructor de salsa por más de quince años, bailador, salsero, melómano y fiebrú del tema. La finalidad u objetivo de este artículo no es establecer como hechos indiscutibles ningún tópico, sino comentar sobre los mismos para propósitos de entretenimiento e información general. En caso de querer utilizar esta información para propósitos académicos y/o cualquier otra finalidad, recomendamos confirmar cualquier información que aquí obtenga.