Quiero Sacarla A Bailar, Pero No Me Atrevo

    0
    1132

    Un momento que definitivamente nunca olvidaré en mi vida fue cuando comenzó a despertar mi interés por aprender bailar.  La situación es que normalmente cuando uno toma las clases no hay problema, la gente ya sabía qué hacer, algunas chicas hacían las vueltas hasta solas, por lo que se te hace a mucho más fácil no lucir mal. Cuando sales a la calle y quieres bailar con personas que nunca habías bailado, incluyendo la chica/o que te trae loco (y que sabes que baila mucho mejor que tu), es que viene el problema. Comienza a atacarte la inseguridad, los nervios y comienzas a pensar: “Creo que hoy mejor solo miro”, “Creo que aprendo mirando los demás y luego bailo”, “¿Y si me dice que no?”, “¿Y si la piso?”, etc., etc., etc.

    Como dice Rodney Southern  en su artículo de eHow en Español de Cómo invitar a una chica a bailar con seguridad: “Invitar a una chica a bailar no es tan difícil como a veces los  hombres  lo hacen”. Definitivamente lo más importante es la confianza y no pensar en qué puede pasar, ¡solo hazlo!

    Rodney menciona varios puntos que debes hacer antes y durante el baile, aquí menciono los 5 que para mí son la clave:

    1. Comienza la noche, asegurándote de que estés bien aseado. Nada te llevará a un “no” más rápido que tener las uñas sucias o perdido el desodorante. A las mujeres les gusta bailar con los hombres que huelen bien y se ven bien. Tómate tiempo para prepararte en consecuencia.
    1. Cepilla tus dientes y guarda algunas mentas en el bolsillo del pantalón. Una vez más, estar cerca de una dama requerirá aliento que huela muy bien. Si fumas, puedes desear guardar algunas pastillas de menta extra o una botella de tamaño de viaje de enjuague bucal.
    1. Resiste la tentación de preguntar a cada chica que ves a bailar. No hay nada peor para un hombre en un baile que luzca desesperado. Reclínate y relájate. Observa la zona y toma nota de quien baila y quién no. Aquellas que no se toman deben ser observadas durante un tiempo. Ten una ventaja encarando. No hay nada peor que acercarse a una mujer que ya tiene un compañero.
    1. Acércate a la joven sólo cuando se presenta la oportunidad de hacerlo con cortesía. No hay nada más desagradable que sacar a una mujer a bailar mientras está ocupada haciendo otra cosa. Si una mujer está en una mesa con amigos, espera un momento de calma en la conversación. Por lo menos asegúrate de que no esté hablando o escuchando activamente a otra persona. Además, esto te ayudará a que se centre en ti cuando le preguntes.
    1. Sácala a bailar con una simple pregunta rodeado de confianza. Una declaración como: “¿Puedo tener este baile?”, por lo general es suficiente. Para mayor confianza, extiende tu mano hacia ella cuando le preguntes. Deseas que aparezca como si esperas que diga que sí. Si le preguntas de una manera que indica que no estás seguro, recibirás una gran cantidad de rechazos. ¡Cree en ti mismo!

    Recuerda, la confianza es la clave. Relájate, a veces encontrarás personas haciendo vueltas complicadas y te sentirás inferior y que harás el ridículo bailando cerca de estas personas. Esas personas estuvieron en tu posición un día, úsalo a tu favor como una herramienta de seguridad y motivación. Si no te atreves nunca dejarás de ser el chico que “nunca se atrevió a bailar”. Créeme, lo digo por experiencia propia.

    Escrito por: Juanka Rodríguez 

    Fuente: eHow Español